Pepino Ratto

Pepe Ratto

JOSE ANTONIO RATTO VIVIANI, dotado de gran maestría como dibujante y amante de las artes, alimentó su sensibilidad artística durante varios años de estadía en Italia y en Francia. Muy joven, se establece en Milán donde estudia dibujo y descubre cuán fuertes son en él las raíces italianas que heredó de sus padres. Incursiona en el mundo del arte produciendo dibujos figurativos y abstractos de líneas puras y envolventes a la vez. Crea cerámicas, lámparas y objetos decorativos muy originales.

 
Pepe

También se dedica a la decoración donde aplica su gran imaginación y buen gusto. Sin embargo es en la escultura que Pepe Ratto Viviani hace algunos años se encuentra a sí mismo.

En los años 90 se refugia en el mundo luminoso y mágico de las playas del Norte del Perú. El sol perenne, el mar, los cerros y las quebradas, un mundo primitivo y auténtico, que condicen con su carácter espontáneo y apasionado. El océano poderoso derrocha energía y luz las que él absorbe con avidez. En los cerros y las quebradas descubre un mundo mágico donde abundan fósiles y rocas de formas variadas y sugestivas… En Máncora, un sitio privilegiado por la naturaleza, Pepino se desarrolla como ESCULTOR.

Su Arte / Elaboración, Inspiración, Piedra Concha

Pepe Ratto Viviani conoce la “PIEDRA CONCHA” utilizada en forma decorativa en la construcción de esta zona. La encuentra en las quebradas de Máncora e imagina sus posibilidades artísticas.

Se trata de una roca rica en carbonato de calcio y sílice de origen sedimentario. En ella se observan restos de caparazones y conchas de la fauna que habitó los fondos oceánicos. Estas se aglutinaron en capas que se endurecieron en un ambiente marino de aguas tranquilas, limpias y cálidas, en la época Mesozoica. La obra escultórica del artista amen de su valor plástico adquiere un valor “histórico” pues cada pieza nos entrega un testigo asombroso de la evolución de la tierra en el transcurso de millones de años, y es típica de esta región del norte del Perú.

El artista talla estas piedras toscas, que elige cuidadosamente y con intuición, y consigue extraer de ellas fantásticas figuras, a fuerza de paciencia, habilidad, tesón, y sensibilidad.

 
Pepe

Cada piedra es tallada hasta obtener transparencia. El artista introduce en las esculturas luces que le dan vida y crean un efecto mágico, logrando obras únicas en su tipo. Ocasionalmente incorpora en sus obras elementos de madera de Hualtaco, sogas de Cáñamo y una gama de Conchas de Caracoles de diferentes tipos, oriundas del ecosistema de la Región.